Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.

Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies

Acepto

Revisa tu borrador de renta antes de confirmarlo

Nos encontramos inmersos en plena campaña de la declaración de la Renta 2015 y para los contribuyentes que cumplan un conjunto de condiciones, la Agencia Tributaria pone a su disposición el borrador de su declaración. Muchos son los que optan por confirmarlo sin antes haberlo revisado, bien por desconocimiento o bien por exceso de confianza de que, tratándose de información proporcionada por Hacienda, los datos son correctos.

Antes de confirmar el borrador, hay que tener en cuenta que la Agencia Tributaria lo elabora a partir de los datos fiscales que tiene en su poder pudiendo éstos ser incorrectos. Por tanto es obligación del contribuyente revisarlo, rectificarlo o añadir información adicional en caso necesario antes de darlo por bueno definitivamente.

Confirmar un borrador de la renta erróneo no nos exime de inspección o sanción, independientemente de que lo haya elaborado la Administración, ya que la responsabilidad última de la declaración presentada es del propio contribuyente.

Si ante una revisión de la declaración de IRPF la Agencia Tributaria detecta datos erróneos, incorrectos o falta de comunicación de algún cambio relevante en los datos fiscales, la sanción que impondrá al contribuyente dependerá de la existencia de perjuicio económico para las arcas del Estado. Así si los errores cometidos no producen un perjuicio económico en sus intereses, la sanción podría alcanzar la cifra de 300€, mientras que por el contrario si dichos errores suponen un perjuicio para la Hacienda Pública, el contribuyente además de abonar la cantidad que realmente corresponda en la autoliquidación, puede encontrarse con una sanción queoscila entre el 50% de la cantidad defraudada, en caso de infracciones leves, y el 150% si se tratase de infracciones muy graves.

También podría ocurrir lo contrario, es decir, que el contribuyente obtenga un perjuicio en sus propios intereses producido por obtener una menor devolución o realizar un mayor ingreso del que se habría efectuado en caso de presentar correctamente la declaración. En este caso, salvo que antes del plazo de prescripción de la liquidación detecte el error cometido y solicite ante la Delegación la devolución de ingresos indebidos, perdería ineludiblemente su dinero.

TAGS

© 2013, ACR ASESORES & CONSULTORES   Webmaster: intergal.coop
CONTACTO | AVISO LEGAL | MAPA WEB