Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios.

Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies

Acepto

“Todos tenemos talento si sabemos descubrirlo”. Ken Robinson.

El pasado mes de Febrero, se desarrollo en Pamplona el I Foro Mundial sobre el Talento y en él puso de manifiesto Sir Ken Robinson, uno de los máximos exponente sobre la creatividad a nivel mundial que “La mayoría de los adultos no sabe cuáles son sus talentos ni sus habilidades innatas. Y esto nos ocurre porque el talento suele estar marginado”. Existen una serie de falacias que se han instaurado institucionalmente como:

  • El talento es un elemento poco común.
  • El talento se halla en determinados ámbitos.
  • El ser humano puede o no tener talento.

Todos, absolutamente todos estamos dotados de manera singular para llevar a cabo ciertas tareas o actividades. Sin embargo, las instituciones educativas no han sido capaces al menos hasta la fecha, de detectar y potenciar ese recurso innato en el ser humano denominado TALENTO. ¿Cuántas talentosas personas no han visto reconocido esa habilidad o capacidad?

  • A Vincent Van Gogh no se le reconoció en vida su tremenda aportación al mundo del arte. Sin embargo hoy, más de un siglo después, pocos artistas son tan venerados en el mundo como Van Gogh, que sólo logró el éxito después de la muerte.
  • John Kennedy Toole se suicido al igual que Van Gogh a la temprana edad de 32 años sin lograr ver publicada su novela “La conjura de los necios”. Tan solo la persistencia de su testaruda madre (Thelma Ducoing) hizo posible que hoy podamos disfrutar de una de las novelas más hilarantes y extraordinarias del pasado siglo.
  • Galileo Galilei aporto a la ciencia, a las matemáticas y a la astronomía innumerable ideas. Sin embargo, muchas de sus teorías fueron rechazadas y la iglesia lo acuso de hereje puesto que su trabajo estaba en contra de lo establecido en la Biblia.

Desgraciadamente, son innumerables aquellos que han sido ignorados socialmente al no reconocerles su enorme talento. Pero, si cabe más triste es, el no reconocer el talento propio.

TAGS

© 2013, ACR ASESORES & CONSULTORES   Webmaster: intergal.coop
CONTACTO | AVISO LEGAL | MAPA WEB